Strengthening of small farmers
16/09/2021 | Cooperatives are an important partner for the local economy in Paraguay. The DGRV has been working for many years, supporting the financial and agricultural sector with its international cooperation project activities. With success, the measures have contributed to various improvements in family farming.
Fortalecimiento de pequeños agricultores
Fuente de la Imagen: FENACREP

Por: DGRV en Paraguay

Conduciendo a unas horas de la capital paraguaya, Asunción, al interior del país, uno puede encontrar pueblos con letreros y carteles en español y alemán. Se puede recibir radio en alemán y también se enseña alemán en la escuela.

La razón para esto se encuentra en la primera mitad del siglo XX cuando emigraron varios grupos menonitas de habla alemana hacia Paraguay. En varias regiones lejanas a las ciudades fundaron asentamientos, las condiciones iniciales eran difíciles. A menudo no había carreteras ni suministro de agua en funcionamiento. En la actualidad, estos pueblos cuentan con una impresionante infraestructura, con hospitales, escuelas o residencias de ancianos.

Los inmigrantes alemanes también llevaron la idea cooperativa a su nueva patria. Fundaron cooperativas principalmente para la transformación y comercialización de su producción agrícola.

La "ayuda vecinal" cooperativa

Hoy en día, estas cooperativas son empresas económicamente fuertes. Pueden mantenerse en el mercado y contribuyen a la estabilidad de los ingresos de sus socios. En el sentido de la “ayuda vecinal” cooperativa, también fundaron nuevas cooperativas cuyos socios son principalmente pequeños agricultores paraguayos.

La DGRV apoya a estas jóvenes cooperativas en el marco del proyecto CoopSur, financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo. Además de Paraguay, el proyecto trabaja en Perú, Bolivia, Uruguay y Chile. Bajo el título "Microindustrialización de productos de la agricultura familiar", se busca reforzar las cadenas de valor regionales.

Por ejemplo, se van a crear centros de acopio de pequeños agricultores para que sus productos agrícolas puedan ser procesados conjuntamente. Un objetivo importante de la cooperación es facilitar el acceso al mercado de compra y venta.

La cooperativa agrícola Cuatro Vientos es una de las cooperativas creadas gracias a la ayuda vecinal. En el marco de los trabajos del proyecto, comenzó "un nuevo capítulo de su historia", como lo describe su presidente Luis Ojeda. Se entregaron a la cooperativa máquinas y herramientas técnicas, que están a disposición de los agricultores socios a través del centro de acopio. Las máquinas se utilizan principalmente para procesar frijoles, maíz y sésamo.

El Presidente Ojeda destaca que las nuevas máquinas aumentan la velocidad de trabajo y, por tanto, mejoran la productividad de la cooperativa. Además de la eficacia, la calidad de los productos también mejora porque se mejora la clasificación y la limpieza de los productos. Con la ayuda de medidores de humedad, también se puede controlar un secado suficiente.

La mejora de la calidad de los productos repercute directamente en los ingresos de los agricultores. Deficiencias de calidad se penalizan directamente con descuentos en el precio por parte de los intermediarios. Ahora incluso es posible acceder a nuevos mercados de mayor precio.

La contribución de las máquinas a la seguridad laboral también es importante: por ejemplo, una cinta transportadora sustituyó a una escalera utilizada anteriormente. Antes, los empleados tenían que cargar con bolsas de hasta 50 kilos sobre los hombros. La escalera ya había provocado varios accidentes. Además, los empleados sufrieron las consecuencias de las pesadas cargas.

Comercialización Sostenible

Los productos agrícolas, están sujetos a las fluctuaciones naturales de calidad. Hasta ahora, los productos que no se podían vender se tuvieron que eliminar. Las máquinas limpiadoras y clasificadoras permiten ahora ordenar los productos en función de su calidad.

Las máquinas de coser que también se han adquirido permiten ofrecer los productos clasificados según su calidad y empaquetados en bolsas. La calidad más pobre, así como las cáscaras, pueden seguir vendiéndose como alimento para animales, lo que – en el espíritu de la economía circular sostenible significa que apenas se generan residuos en la producción. Con las nuevas posibilidades tecnológicas, ahora también se está considerando la venta bajo una marca propia.

Pero Cuatro Vientos no va a ser un caso aislado. Para finales de 2021, la DGRV tiene previsto apoyar a otras dos cooperativas en la adquisición de herramientas. Para estos dos, la atención se centra en la optimización del procesamiento de frutas y verduras. A partir del año que viene, también está previsto ampliar las actividades en el sector agrícola de Perú. Aquí, la atención se centrará en los productos cultivados de los altos Andes, así como en el café y el cacao.

 

DGRV es cooperador internacional de la XI Convención de Cooperativas de Ahorro y Crédito. Si quieres participar de este evento, regístrate aquí: XI Convención de Cooperativas de Ahorro y Crédito | FENACREP 

 

Fuente: FENACREP
Comparte en: